Casa – Museo Guayasamín

 

                      La Casa-Museo Guayasamín de Cáceres, nació como extensión de la Fundación Guayasamín de Quito (Ecuador).

Es la primera en su género en Europa, no así en Latinoamérica, donde existen otras Casas-Museo de semejantes características en Chile, Cuba, Puerto Rico y República Dominicana.

Los fondos que acogen, son fruto del afán coleccionista y cultural del Pintor y Escultor Ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, por cuya iniciativa vió la luz la Fundación que lleva su nombre hace ahora 25 años.

Este artista Ecuatoriano, es uno de los más representativos del Continente Sudamericano. Todas sus obras constituyen un monumento dedicado a la humanidad que sufre, a los desamparados, a los inocentes…

Y en todas ellas está presente su América Latina, sus raíces culturales, pero siempre respondiendo a un criterio universalista del Arte.

La Casa-Museo cacereña, no quiere ser un Museo cerrado, pretende, por el contrario, ser un centro dinámico, donde puedan acogerse diversas manisfestaciones culturales y artísticas tanto extremeñas como Latinoamericánas, y servir de puente y lazo de unión entre los dos continentes.

Los fondos de que dispone son un reflejo de esta inquietud. En ellos está representadas las más profundas raices de la cultura ecuatoriana.

La planta baja está formada por dos grandes salas:

– La Primera dedicada al arte Precolombino y colonial con una colección de artes prehispánicos ecuatorianos, con piezas de las culturas Valdivia, Chorrea, Jama-Coaque, Había Manteña, La Tolita y Guangala.

– La Segunda sala acoge una selección de obras de Guayasamín: Óleos, dibujos, obras gráficas, etc…, de diferentes etapas de su creación. Una pequeña muestra de Artesanía y Orfebrería realizadas en el Taller de la Fundación Guayasamín de Quito a partir de diseñós del artista completan esta sala.

 

LA COLECCIÓN DE ARTE PRECOLOMBINO DE LA CASA MUSEO GUAYASAMÍN

En los años 70 Guayasamín junto con su familia deciden crear una Fundación que llevará su nombre donando a Ecuador todo su patrimonio con el objetivo de lograr la difusión del arte y la cultura de su país; para ello se crearon una serie de sedes, a modo de extensiones de la propia Fundación ecuatoriana, que realizarían esta labor de divulgación del patrimonio ecuatoriano en el exterior y que actualmente están en Chile, Cuba, Puerto Rico y República Dominicana.

A mediados de los 90, y gracias a la labor del CEXECI (el Centro Extremeño de Estudios y Cooperación con Iberoamérica), se contactó con Oswaldo Guayasamín en Quito y se le propuso crear otra sede en Europa, concretamente en Cáceres. El presidente de la Diputación Provincial de Cáceres, D. Manuel Veiga López, ofreció un espacio aledaño al Museo de Historia y Cultura Casa Pedrilla que en esos momentos estaba en proceso de rehabilitación. De este modo, y aunque ambos museos presenten discursos museísticos completamente diferentes, las cocheras que el Sr Pedrilla construyó a mediados del siglo XIX cercanas a la antigua almazara, sirvieron de continente para acoger la idea de Guayasamín de presentar a la humanidad la identidad de sus raíces. Sería y es por el momento, la única sede que la Fundación tiene en Europa.

Esta sede que tenemos el placer de tener en Cáceres, es la única que existe fuera de América y alberga una colección única en Extremadura y una de las pocas que hay en España. Fruto del afán coleccionista y del gusto por las antigüedades del pintor, escultor y muralista expresionista ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, en Cáceres tenemos una parte de su colección particular formada por piezas de arte precolombino, pero también de época colonial consistentes en pinturas y esculturas de la época barroca.

Centrándonos en la colección precolombina diremos que está compuesta de alrededor de cincuenta piezas de distintas culturas prehispánicas ecuatorianas, encontrándose debidamente registradas dentro del Inventario del Patrimonio Cultural Ecuatoriano.

Las múltiples culturas indígenas que habitaron América antes de la conquista tenían un desarrollo bastante marcado. Su forma de comunicación, su lenguaje y su arte mostraron que eran comunidades muy avanzadas. Después de la conquista y el posterior sincretismo cultural parte de sus creaciones artísticas quedaron enterradas y por lo tanto en el olvido. Recientemente, la actuación de los arqueólogos ha sido determinante para reescribir parte de la historia de estos aborígenes que fue borrada por la conquista. Ya que muchas piezas están descontextualizadas de los yacimientos de donde originariamente se extrajeron, debido al gran expolio que en muchas ocasiones han sufrido, se hace difícil abordar su estudio desde un punto de vista cronológico, por lo que iremos profundizando en la colección expuesta analizando las culturas a las que pertenecieron así como algunos aspectos temáticos referentes por ejemplo al chamanismo, los ancestros culturales, el culto a la fertilidad, los rituales…

Las culturas que habitaron el Ecuador prehispánico y que aquí se recogen, crearon extraordinarios objetos, principalmente en cerámica, unas veces con fines ceremoniales y otras con fines utilitarios, con una destreza técnica y una diversidad de estilos y formas de gran valor como vamos a apreciar. En nuestra Casa Museo recogemos piezas de las culturas Jama Coaque, Chorrera, Valdivia, Tolita, Bahía, Manteña y Guangala.

Durante miles de años, los habitantes de Ecuador elaboraron con gran creatividad objetos estrechamente vinculados con el mundo espiritual y ancestral. En ellos plasmaron su particular visión del cosmos, visto como un lugar donde constantemente circulaba la energía que hacía posible la vida. De este modo, ellos pensaban que el cosmos fue creado presentando tres capas superpuestas: el inframundo o el mundo de los muertos, el mundo del medio que era el que habitamos los seres vivos, plantas, animales, sol, estrellas… era el lugar de tránsito donde se realizaban rituales de fertilidad y sacrificios de sangre para hacer efectivos los flujos de fuerzas vitales y el supramundo que era el habitado por los dioses. En esa energía vital que fluía entre los tres mundos, los muertos eran el contacto primordial, de ahí que siempre creyeron que en el inframundo se originaba la energía de la vida, toda una paradoja, que en la cosmovisión andina arraigó fuertemente durante milenios.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

LA COLECCIÓN DE ARTE COLONIAL

En nuestro Museo podemos contemplar una exclusiva y original colección de pintura y escultura de temática religiosa y carácter popular de época barroca (Escuela Quiteña, siglo XVIII), distribuida en tres pequeñas vitrinas.
La divulgada costumbre entre las familias ecuatorianas de poseer un pequeño altar en sus viviendas, permitió a O. Guayasamín atesorar una colección de más de 800 piezas de las que aquí podemos ver una pequeña representación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

DIRECTORIO

Planta Baja: Sala I:
Arte precolombino
Arte colonial ecuatoriano

Sala II:
Obra original de Oswaldo Guayasamín
Piezas de Artesanía y Orfebrería

Planta Alta:
Biblioteca y Estudio

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

CASA MUSEO GUAYASAMÍN
Ronda de San Francisco, s/n.
10005 CÁCERES.
Tfno: 927 24 16 33
Email:
«Maria Jesus Herreros» <mjherreros@dip-caceres.es>

De martes a bado horario de mañana de 11:00 a 14:00 horas, y de tarde de 17:00 a 20:00 horas .

Domingos y festivos de 11:00 a 14:00 horas.

Lunes cerrado.

AGOSTO: De lunes a viernes: de 9:00 a 14:30 horas.

Cerrado: 1 y 6 de enero1 de mayo / Festividad de San Fernando/ 15 de agosto/ 8 de septiembre / 19 de octubre / 24, 25 y 31 de diciembre