Museo Etnográfico Textil «Pérez Enciso»

El Museo Etnográfico Textil Provincial se halla ubicado en el antiguo Hospital de Santa María, hoy Complejo Cultural del mismo nombre. Su construcción comienza en el siglo XIV y termina en el XVIII, siendo primero propiedad de la familia de los Monroy pasará luego a depender del Obispado de Plasencia y finalmente, ya a mediados del XIX, de Diputación Provincial. Será esta institución Provincial la que en 1984 decide dedicar el edificio para fines culturales y emprende la rehabilitación de todo el inmueble, que abrirá sus puertas en 1987.

En 1985, se inicia la intervención en la zona dedicada a Museo, correspondiente a la ampliación realizada en el siglo XVIII, bajo los auspicios del Obispo Laso, y de la que se conservan las magníficas bóvedas de ladrillo visto que el arquitecto ha rescatado con buen criterio. El resto de la rehabilitación ha mantenido criterios de modernidad creando espacios museísticos amplios y modernos potenciados por el montaje realizado.

El fondo fundamental del Museo lo constituye la segunda colección reunida por el placentino D. Pedro Pérez Enciso y adquirida por Diputación. Con su ochenta por ciento de productos populares cacereños, quiere rendir un pequeño homenaje al pueblo, destacando la importancia de su contribución al enriquecimiento cultural y artístico de la Región que, en general, se ha visto olvidada ante acontecimientos históricos y culturales de «mayor trascendencia».

La sala primera está dedicada a la MANUFACTURA DE LA LANA. El proceso de fabrica-ción de tejidos, está reflejado en los útiles necesarios: mazas, rascaderas, husos, devanadoras, ruecas y telar-, mientras que la alta calidad de los tejidos salidos de los telares se puede ver en colchas, mantas, alforjas, tapijos, etc. que se distribuyen por toda la sala. Junto a la lana, una selección de objetos de uso doméstico, agrícola y ganadero -aperos de labranza, pesos y medidas, piezas de alfarería, almireces, calderos de cobre-, junto a la reproducción de una Cama de vistas, nos ofrecen una somera visión del modo de vida popular. LA CERAMICA juega un papel importante, junto a la alfarería tradicional, representada por la procedente de Arroyo de la Luz y fechada en el siglo XVI, las cerámicas más decorativas de Talavera de la Reina, Puente del Arzobispo, Manises, etc, de uso común en nuestras tierras.

En la sala segunda, la utilización de los tejidos de lana en la INDUMENTARIA TÍPICA de algunos pueblos cacereños y de zonas limítrofes de las provincias de Toledo y Salamanca, brindan la posibilidad de comprobar la personalidad de nuestros trajes tradicionales, así como los préstamos de otras zonas. Se complementa ésta con la sala de donaciones y exposiciones temporales, donde se incluyen muestras con temporalidad determinada y textiles donados por particulares al Museo.

El traje de Montehermoso es el mejor representado y el más conocido de nuestra provincia. Además del número de sayas -hasta 7-, hay que destacar sus medias azules de lana y su gorra con una simbología propia que indica el estado civil de la mujer. El traje de Cabezabellosa es un traje de boda y frente al resto de los cacereños destaca por su colorismo y por la utilización de bordados polícromos y abalorios más propios de la cercana Salamanca. Del Traje de Torrejoncillo sobresale el pañuelo de «Gajos», caracterizado por las barrocas aplicaciones en resalte que forman la típica decoración floral, que le ha dado nombre. Además, desde hace relativamente poco, también se muestra el Traje de Chinata (Malpartida de Plasencia).

La sala tercera se distribuye en torno al LINO y a las distintas piezas del ajuar casero, demostrando la variedad y perfección de las técnicas empleadas y la enorme imaginación creativa de la mujer cacereña, que logró elevar este tipo de trabajo a categoría de obra de arte. Deshilados, bordados y encajes como técnicas utilizadas en toallas, camisas, enaguas, barberas, juegos de cama y manteles. Asímismo, los ritos de tránsito -nacimiento, boda, muerte- contaban con sus paños característicos, profusamente decorados con motivos simbólicos referentes al momento.

Las ARTES TEXTILES ERUDITAS, es decir no populares, ocupan la sala cuarta. Tejidos de seda, bordados y encajes en plata y oro fueron la base de la indumentaria cortesana y de los ornamentos sagrados. Entre lo cortesano, destaca la camisa de mujer de la corte castellana del siglo XVI. Dentro de la magnífica colección de encajes que conserva el Museo, sobresale la mantilla de encaje granadino que representa la Rendición de Granada, magnífico ejemplar que copia el cuadro de Pradilla, actualmente en el Palacio de Congresos de Madrid y fechado hacia 1882. Entre lo religioso sin lugar a dudas los fragmentos del pontifical de Fernando VI, encargado por este monarca al bordador real Antonio Gómez de los Ríos y fechado a fina-les del siglo XVIII. El bordado, polícromo y realizado en oro, aljófar y perlas, es to-talmente barroco y de una ejecución admirable en cuanto al realismo que confiere a las escenas del Antiguo Testamento representadas.

 

HORARIO

VERANO( 1-Julio al 31-Agosto. AMBOS INCLUSIVE )

Lunes a Sábado de 9:30 a 14:30 horas.

Domingos y Festivos cerrado.

INVIERNO ( 1-Septiembre al 30 de Junio. AMBOS INCLUSIVE )

Lunes y Martes cerrado

Miércoles a Viernes: Horario de mañana 11:00 a 14:00 – Horario de tarde de 17:00 a 20:00 horas.

Sábados: Horario de mañana 10:00 a 14:00 – Horario de tarde 17:00 a 20:00 horas.

Domingo y festivos: Sólo horario de mañana de 10:00 a 14:00 horas.

CERRADO: 1 Y 6 de Enero; 1 de Mayo; 8 de Septiembre; 19 de Octubre; 24,25,31 de Diciembre

ENTRADA GRATUITA

LOCALIZACION Y DATOS DE CONTACTO

Plaza Marqués de la Puebla s/n. 10600 Plasencia

927 42 18 43 / 927 41 14 35

Directora: Laura Tirado

Email de contacto: ltirado@dip-caceres.es