CUADRO FLAMENCO DE ANA MARÍA PAVÓN

Los caminos de Triana

LOS CAMINOS DE TRIANA

El espectáculo consiste en la representación de la ritual disputa que mantienen dos hombres por el amor de una mujer. Los sentimientos, tanto de unos como de otros, se expresan y manifiestan a través de los palos del baile tales como la seguidilla, la soleá, las alegrías o las bulerías.  

La obra alcanza su punto álgido durante el enfrentamiento que mantienen los dos hombres, con los bastones y zapateados, por el amor de la mujer.  

La obra culmina con un final feliz, donde los sentimientos humanos, expresados a través del baile, del cante y de la guitarra, y en definitiva del arte, predominan y están por encima de cualquier hostilidad humana, produciéndose de esa forma el triunfo del amor.